Boquiabierto

Así me quedé yo cuando llegué por primera vez a Benagil, en Portugal, buscando un lugar para embarcarnos con el kayak entre los acantilados. Luego me sorprendería más cuando descubri que detrás de ese cara sorprendida del acantilado hay una cueva, con su playita interior y el techo desplomado. La teneis justo aquí en Cavernicolas

3 pensamientos en “Boquiabierto”

  1. Cuando la naturaleza se quiere poner guapa, se pone guapa de verdad, y como no iba a estar er Pepe allí para que todos podamos relajar la mirada viendo semejante maravilla.

Deja un comentario